Entre dioses | Poema

He estado entre dioses.

Me han mirado, de reojo,
yo los he observado,
entendido,
a veces hasta gozado,
pero ellos poco entienden lo mundano,
se quedan ahí, en sus sempiternos olimpos,
ordenando el mundo,
creando bellezas,
contando sus historias,
exigiendo a pintores que los pinten con colores que no existen,
imponiendo a escultores que los revivan en barro divino,
brilloso hierro,
heroico bronce,
o sacro oro.
O en mortales fotografías.
Miles de fotografías;
descubrieron los teléfonos móviles,
descubrieron una manera de extrapolar su dogma,
[la lucha de quién es el más perfecto]
controlando mentes para su gozo y soledad divina,
[la lucha de quién es el más bello]
haciendo un mundo de sumisos y dioses;
dioses;
dioses que nos ven de reojo,
sólo de vez en cuando,
y como están al mando,
deciden quién vale la pena de una respuesta,
o quién merece el olvido y la perpetua pena.

Oh, dioses, ¿por qué nos han olvidado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s