“Class of 1999” o “Cuando Terminator va a la escuela” | Reseña Cinematográfica

e_cover
Esta película tiene mejors efectos que Terminator y Robocop, ¡y juntas!

 

¿Qué les hace pensar en las imágenes de arriba? Yo leo el título de Commando, luego Exterminate… Veo una versión interesante de Terminator… También algo así de Westworld Futureworld, una mezcla de todo en una sola película.

Y vaya, no estoy tan equivocado al evocar tales detalles.

Ah, no podré olvidar algunas frases tan grandiosas de un personaje en especial, Hector (James Medina, en paz descanse), tales como:

“Tiene bionic tetas!”

“Cono! Esa puta es’ calente!”

Entre otras.

Mark L. Lester, entre varias de sus extravagantes ideas, Class of 1999 (1990) es la secuela espiritual de Class of 1984, sólo que con más acción, más violencia, más drogas, más punks y… Más absurdo. Es un refrito tan delirante que te quitarán las ganas de volver a la escuela. O sentirás el deseo de unirte una banda de motociclistas.

Oh sí.

Lo interesante es como empieza la historia. Cody (Bradley Gregg), un pandillero menor de edad, se le da libertad condicional mientras sale de prisión; sí, un menor de edad dentro de una cárcel llena de jóvenes y adultos, entremezclados por ser rebeldes al sistema. Cuando regresa a su vida y a la escuela, ve que todo cambia para mal: su hermano menor Angel (Joshua John Miller) ingresa a la pandilla que él solía estar, además de volverse adicto a una droga ficticia; sus amigos lo repudian porque ya no quiere cometer crímenes, y la escuela, donde todo parecía estar igual, ahora es dominada por unos nuevos ciborg profesores que educarán con mano dura a sus alumnos, todo por la “sabia” decisión de su director Dr. Miles Langford (Malcolm McDowell). Sí, Alexander DeLarge.

Esperen, ¿dije mano dura? No no, educar con castigos mortales o con una falsa armonía dentro de clases.

De este modo el conflicto escala a otro nivel más que el del vandalismo de pandillas punk: los ciber profesores comienzan a independizarse de sus creadores, conviertiéndose más en máquinas para asesinar, así amedrentando a sus alumnos… Y a los mismos científicos y profesores de la escuela Kennedy.

No quiero echarles a perder la historia, nunca me gusta contarla completa. Véanla y disfrútanla.

Por mi parte les digo que, si quieren ver algo hiper trash de buena calidad, vean esta película, es como el universo distópico Terminator pero con pandillas punk que dominan las calles, profesores robotizados, maestros corruptos, escuelas públicas que experimentan con sus estudiantes… ¡Uuuf! Todo un mole picoso de detalles que los van a entretener o al menos les harán pasar plácidamente un dominguito en pijamas.

Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s