Me sabes a malentendido | Poema

Mis comisuras se congelan al perderme entre tus intenciones.
El hielo entre nuestro dialogo congela,
no refresca;
aunque deseo entenderte,
pero aquel titan que te sostiene en su mano colosal,
te mantiene lejos,
no escucho tu voz,
tal vez ni quieras que te escuche,
sólo que te vea, lejos, olvidada por mis oídos;
pero el ruido de mis ideas aturden a mi sinapsis.

¿Entiendo tu intención?
¿O soy yo que entre versos te desentiende?

El rayo oscuro truena en el cielo…
Y la lluvia seca empapa con sus gotas invisibles,
tal como nuestra paciencia desapareció,
y tú con ese descomunal gigante,
se evaporaron con un abismal paso desdeñoso.

Créeme, quise tomarme un café contigo,
dialogar nuestras penas y conflictos,
pero el primer sorbo me supo a malentendido.

[…]

[Se escucha la lluvia torrencial y el crepitar de los restos de un leño]

[…]

[Comienza un LP de Juan Gabriel]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s