Cansado de mis despojos | Poema

Qué hacés ahí,

tú,

viéndome como una antiséptica basura,
un tiburón sin aletas,
una pluma sin gallina;
¿qué no ves lo que en verdad soy?
¿qué acaso estás sordo, sorda,
sordx, sord@?
¿qué les faltan anteojos a esos ojos?
¡No soy nada de lo que decís!
No soy nada de lo que pregonás,
que soy el huracán,

y tú sólo ves el ojo;
que soy el pan, el queso y la salsa,

y tú fijas la memoria
cuando era la masa sin amasar;
que soy la lluvia

y tú te afanás que soy más seco
que la arena de tu patio;
que soy el amante,

y tú me ves como un corderito amigable;
que soy el valiente,

y tú sales con que los ratones
me ponen delirante;
¡que soy la montaña!

y tú ves los cielos;
que soy los cielos
mientras tú ves las montañas;
que soy el que te quiero,
cuando tú te vas con cualquier pendenciero…
Que soy el alba,
pero la noche es tu narutaleza,
donde otros dioses te alaban.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s