Responsa quod non sit manifesta | Desahogo

Todo transcurre como el vaivén de un abanico: la Creación explota e implota en una guerra que, calma a los ojos cósmicos del Universo, las almas sedientas de sangre ancestral se autotransforman; así, con el Todo, fluye aquel pestilente arroyo en el cual me arrojo por su atractivo y enigmático caos tornasol.

[…].

No sé si lo que hice fue lo correcto.

No sé si fue el magnetismo.

Ni sé si fue el destino.

[…].

Y a los ojos de los humanos me vuelvo loco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s