Amando | Poema

I

Amando por primera vez.

Goce por goce
el tiempo es lento, breve,
como un roce,
pero sigue cierto o incierto;
Yo no tengo tiempo.

Amando por segunda vez.

Las lágrimas más secas;
y no te tengo.
Como tú te acercas,
y… ¿Y? Me retengo.
Sigue cierto o incierto,
yo no tengo tiempo.

Amando por tercera vez.

Caes, ni más ni menos,
tú;
corazón mío, salvémonos.

El aferramiento… Tú.

Más claro, pero incierto;
ya casi no tengo tiempo…
Amando… Amando…
Rasgando…
Mi corazón rasgando,
sólo te escucho graznando,
con tu pico al mando;
-¡Calla! ¡Date la vuelta cantando!
Caray, ¿por qué sigues chingando?
Porque sigo amando.

Espera, ¿es como ir armando?
Cómo… ¿Tú vas al mando?
¿A qué mando?
¿A qué mandas?
¿A…? ¿A mí?
Entonces rósame todo el cuerpo…

Amando por última o penúltima vez.

Alocando mis sentidos,
vuelvo otra vez;
escuchando mil zumbidos,pero nunca ahogarme en el aire que respiras
como un pez;
tomar aire, morir, aunque caer en el agua: muerto.

II

¿Y qué sigue después de la muerte del amor?
La obsesión.
¿Cuál obsesión?
De amor y rencor.
Loca vida se vive,
pero, con cuán sentimiento,
revive, oh sí, eso se concibe.
Yo no miento, sólo siento.
Muros.
¿Son tan duros?
¿Qué tan duros?
¿Con un golpe, un hoyo?
Sigo sin poder ver el otro lado de esta situación;
siento como el sordo que oyó.
Qué locura,
pero ella lo jura.
—¿Por qué tu lujuria?
—¿No tengo opción, o furia?
Niña… Ya no lo eres.
Sólo consigues una riña,
con tu moño de niña;
riña sólo consigues.
El camino de la demencia:
como montañas que subes y luego bajas,
después dura más tiempo el suelo plano.
A lo último… Todo es plano.

Y me pierdo en tu nada.

III

Paso a pasito,
dime papacito,
y vamo’ a un riconcito
para curar mi corazoncito.
Venga, mamá;
como diminutivamente te admito:
mamasita.
Anda,
dime,
por qué no me consigues una cita…

Y paso a pasito;
ya no soy tu papacito,
te vas a un rinconcito,
a curar otro corazoncito.
Vaya, pero qué mallas,
así debieron de desaparecer los mayas;
en el misterio y
en el cementerio,
como mis ojos en tus sempiternas curvas.

III.5

Ya no sigo amando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s