Doppelgängbanger | Cuento

—¡No sé qué putos rayos haces aquí!

—Vengo a confesarte algo

Se enfrentan los espejos con sus miradas.

—¿Qué?

Alán y Venuncio absorben el silencio.

—Soy tu hermano gemelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s