Camarón que se duerme… | Poema

Encontré en mi auto
un desodorante olor a pino:
me teletransporté a un bosque;
miré a mi alrededor, sombrío,
fresco y silencioso; tomé
la espada que se encontraba
insertada en una piedra;
y choqué contra otro coche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s