Socialmente antisocial | Poema

Los ángeles que han estado
a mi alrededor
me aconseja que cometa pecados,
que no me encierre entre prejuicios,
que entre más vil,
más poderoso;
¡el éxito vendrá a mí!

Lo sé; sé por sus níveas alas
que es lo correcto en estas salas;
la sociedad lo permite,
la sociedad lo requiere.

¿Cuántos vicios necesitaré
para ser presidente?
¿Cuánto egoísmo necesitaré
para ser un artista exitoso?

(…)

¡¿Tanto?!
¡Y creí que sería tarde para ser mejor pianista que Bach!

(…)

Oh,
oh,
del mal se aprende tres veces
más rápido.

¡Bendita sea la concupiscencia
que la sociedad me da!

[y los ángeles vuelan lejos burlándose de mi eterna ingenuidad]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s