Odiseo rewind | Cuento (Fantasía/Parodia)

Odiseo pasa por las puertas del infierno y se percata de dos cosas:

1. No hay un can cuidando la entrada; en cambio, es un hombre bien vestido y dientes de marfil parado sobre  un taburete, proclamando que cualquiera que entre a éste, su reino, será acreedor de tierras descomunales donde podrá cometer cualquier tipo de inmoralidad que se le antoje.
2. Hades había sido expulsado y ahora un tal Lucifer está tirado en un catre de espinas suspirando los errores de su pasado.

***

Odiseo regresa a su casa con cara taciturna donde Telémaco y Penélope lo esperaban; los invitados, o pretendientes de su esposa, lo miran con agravio, pero se quedan inmóviles al ver la cara tan triste del recién llegado; casi se puede decir que la amargura se marca con una línea fétida el camino que ha recorrido el protagonista. Su amada esposa le pregunta miles porqués y cómos, pero su hijo acierta el dedo en la llaga cuando le pregunta si encontró lo que necesitaba en su viaje; entonces Odiseo respondió:

—Me di cuenta que somos parte de una falaz ficción, hijo; somos parte de una ficción y en el futuro me van a cambiar el nombre por Ulises. Pésimo nombre. Pésimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s