Pacto | Cuento (Fantástico/Terror)

Aquellas cejas espesas tomaron del botellón un poco de su líquido semejante a un lodazal; un vinagrón de lo más barato, obviamente hecho para las almas más duras y oscuras, como el demonio que supera a Lucifer en ser demonio.

Eso no estaba hecho para que ningún humano lo tomara.

—Dame tres días, no más, no menos, y tendrás a todo el país a tus pies.

Impresionante.

Mientras, su interlocutor, vistoso, de frac, listo para una fiesta repentina, no disimula su nerviosismo.

—Y… y… ¿cuál es el «pero»?

Aquellas cejas se enarcan, tales como una sonrisa escabrosa, tal vez originada de un país llamado Maravillas, o una peor pesadilla.

—Me tendré que comer tu órgano sexual. Tu pene. Es grande para la mayoría y es suficiente para mis calorías.

Un cristal inexistente se rompe; todo se vuelve más fúnebre, tenebroso.

—Mi… ¿pene?

Una risa gutural casi lo hace desmayar, sintiéndose el niño miedoso que nunca fue, pero ahora, sí, lo es.

—Cuando tratas con el mal, no esperes salir con santos y souvenires. Acéptalo o de todos modos me lo comeré.

Traga saliva. Se enjuga las lágrimas que se mezclan con el sudor frío. No hay vuelta atrás. Sin chistar.

—Bu-bu-bueno… —lo acepta, derrotado.

Las risas se vuelven más humanas, pero aún perversas, mezquinas.

—¡Magnífico! Te cumpliré todo exactamente tú lo hubieras soñado, en tu peor pesadilla, claro.. Pero no te preocupes, el culo será tu nuevo amigo y lo usarás aún más que tu falo; ¡y tus pedos sonarán de maravilla! Será como una bendición. Me lo agradecerás.

A punto de desmayarse, se le ocurre una pregunta:

—Pero… cuando… ¿te comerás?

Y un rotundo:

—Ya.

Las sombras tomaron vida; la mesa tembló y aquellas cejas se convirtieron en un anfitrión infernal que ni el más desequilibrado escritor gótico podría describir. Pero nadie escuchó el paroxismo del dolor, ni nadie supo que aquel país volvió a las manos de los malhechores por el pacto con el último caído, el más terrible de todos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s