Odicláp näs ed otsirç | Poema

Me encantaría tener un cáliz,
grabar mi nombre en él,
juntar a doce o trece pescadores
y nombrarme el hijo de Dios;
pregonar que renaceré al tercer día de mi defunción;
actuar tal vándalos y tirar barrio de la nueva buena;
prometer que subiré al trono de los cielos;
y olvidarme de todos mientras juego con nubes
e incienso.

O no.

Mejor quedaré callado
viendo a ese cristo oscuro,
cansado,
triste,
cabizbajo,
de muerte fresca,
sin saber si tiene esperanzas
o que éstas ya se agotaron.

2 respuestas para “Odicláp näs ed otsirç | Poema”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s