AZUFRE FILOSOFAL by Javier Caballero Bello (final)

MasticadoresdeLetras-USA

6

Cuando se cansaron de fabricar oro se dedicaron a producir el Elixir de la Eterna Juventud que además tenía la propiedad de curar todas las enfermedades.

Al principio lo tomaron ellos en pequeñas cantidades, a sorbos, mezclado con vino o con agua. En pocas semanas el resultado fue asombroso; de una forma muy sutil notaron una bonanza general. A Bartolomius la piel se le puso más tersa, con menos arrugas, de un color más lozano. Ganó en agilidad y fuerza física, los dolores de los huesos que debido a la edad iba padeciendo, poco a poco se fueron mitigando. Incluso parecía que tenía más pelo. Katharine que, pese a su juventud, siempre había padecido de la espalda por el trabajo físico que hacía desde bien pequeña, se notaba más fuerte y vigorosa. Habían desaparecido su ojeras, que como dos bolsas negras parecían sujetar sus ojos.

Comenzaron dando a beber…

Ver la entrada original 1.286 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s