Este es sólo un poema con final cuasi-erótico | Poema

Las olas ya no me cantan
desde que mi primer incendio
adolescente desencadenó
un montón de llamas
e ilusorios martirios.

Las creces de mis cabellos
son las perfectas alegorías
de mis dudas, de mis confusiones…

Quiero escuchar el silencio
mientras mis sueños
cantan un arrullo
de vida, esperanza,
hasta que se efectúe
el seductor encuentro
tuyo y mío.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s