Tu recuerdo en cuatro ruedas | Poema

Viajé anoche, mi vida,
para olvidarte,
desconocerte.
Sopesé el río de lágrimas que derramaba,
sobre el volante de mi cadillac negro.
Encendí la radio y vi el púrpura;
y una nota roja salió de las bocinas.

Me quedé callado.
Saboreé el silencio magro.

Eso sí,
no te olvidé en el kilómetro cuatrocientos,
pero al menos viajé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s