Sábanas mojadas – Dita Fernández.

MasticadoresEros

Fotografía tomada de: Pinterest

Esta es la historia de mi amiga Susy…     

Cuando Susana acompañó a su madre al funeral de su amiga María Claudia, sabía que algo importante acontecería en ese lugar. Entre palabras de condolencia, cafés y lágrimas que incontrolables caían, Susana vio a un hombre muy atractivo al pie del féretro, musitando ante el cuerpo frío de María Claudia. Se quedó observándolo durante aproximadamente un minuto, casi como un scanner, de arriba abajo. Mientras tanto, una inexplicable sensación de calor y frío recorría su cuerpo, y el deseo de un acercamiento se hacía más latente con el paso del tiempo. El corazón de Susana, empezó a palpitar muy fuerte, su mente comenzo a volar, sus ojos no dejaban de mirarlo y de deleitarse con su belleza. Esa inadvertida presencia estaba evadiéndola mientras él se mantenía en un musitar casi eterno.

_Mamá ¿quién es él? preguntó Susana…

Ver la entrada original 496 palabras más

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s