Situación bárbara | Cuento (Fantasía)

Los héroes caminan sigilosamente, guiados, paso a paso, por el pícaro del grupo. El dragón choca de miedo por la profusión de su estertor. Las cabezas de cada uno imaginaba mil y un momentos en cómo podrían ser devorados o derretidos por el dracónido fuego. No obstante, si seguían así, todo iría bien. El pícaro sonríe al transcurso de su éxito.

Pero.

El bárbaro, al sentir un paroxismo de guerra, gruñe, recuerdando a sus enemigos más acérrimos; y todos lo miran con ojos de último espanto.

Y sí.

El dragón ya los estaba mirando.

—Mientras yo soñaba con ser un ágil humano que guiaba a cuatro estúpidos hacia su muerte, el más idiota entre ellos tiró mal su fortuna, dejando su rencor en el tablero del destino y así terminando la  vida de él y sus compañeros.

El bárbaro, sin más, da el final grito de guerra; los otros le hacen coro, pero de terror.

… antes de ser devorados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s