Echándole la culpa al inocente | Poema

Librero,
cuyo fin de proveedor
me has dejado de ser sincero,
y ahora me das libros fantasmas,
que mi mente se alimenta de puras ansias.

Si ahora yo quisiera ser contigo sincero,
me importa lo que me des un bledo
ya que yo soy culpable y
pendenciero.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s