La muerte obligada | Cuento (Surrealismo)

Los cuervos revolotean en el cielo europeo. El manjar a sus picos se aproxima.

Las comunidades más cercanas se han congregado, con ojos curiosos o aterrados. Dos niños se les ve muy divertidos sin que sus respectivas madres existan en este mundo. El sacerdote, antes delgado, ahora obeso, reza por todos los males del hombre, porque de mujeres sabe poco. Cada individuo sabe el final de esta historia porque es demasiado obvia.

Muerte.

Muerte cruza por la mente acostumbrada del verdugo. Es alto, flaco, pero útil en el deber. Es, pues, el oficial verdugo. La gente, ya callada al saber que prosigue el sangriento acto punitivo, aguantan los aires en sus pulmones, mantienen las bocas bien cerradas. Gris todo, como el hacha limpia que ahora apunta hacia el horizonte de los astros. El verdugo piensa otra vez en la muerte, cosa que ya le era indiferente.

El sacerdote come empanadas sin saciarse.

Una mujer no aguanta las ganas de fornicar con tres hombres; un hombre hace lo mismo, también con otros homólogos de su sexo.

Alguien roba, alguien se queda dormido.

El verdugo suda a pesar del frío. La luz se distorsiona, los cuervos parecen cantar o aullar; los dos niños brillan desde sus ojos. Todo comienza a derrumbarse. No obstante, la hacha cae, cortando moléculas etéreas, hasta desmembrar al criminal que fiela su posición no movió ni un ápice alguna parte de su triste cuerpo.

La cabeza cae.

Los cuervos parecen debatir entre política y una extraña libertad.

Esa testa malograda rueda hasta chocar con un hombre de sucia túnica blanca, barba y pelos desaliñados, pero sonrisa de poca calidad humana. El verduga mira fijamente a ese pedazo vital en el suelo:

Es él, pero viejo, sonriendo a la muerte obligada.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s