Tragos | Poema

Destilados de colores insípidos
embriagan cacofonías falaces dentro,
esas hacían temblar las carnes,
ahora flotan en un terreno agradable,
promoviendo sutilezas y aromas cansados
de una vida de máquinas amontonadas,
con ruidos de sirenas y faros arbitrarios;
aquello que llamamos rutina que es,
mirando de reojo a los fantasmas,
ficciones de nuestros antepasados
para encubrir errores
y seguir flotando
ahí
entre nubes de estulticia.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s