Peripatético | Cuento (Erótico, Surrealismo)

Tus ojos me miran por ese largo rato en que intentaba mantenerme despierto. Allá afuera nada importa, todo lo que era necesario está aquí, con nosotros.

No sé si se trata de un pájaro, pero escucho la voz de la mañana, anunciando su llegada. Las yemas de tus dedos rosan mi antebrazo izquierdo; sugieren tímidos placeres, y yo apenas estoy acordando con la vida, conciliando que mi mente todavía existe. Con tu tacto, mi cuerpo es ligero sobre la cama, así como mis ideas.

Tenía que besarte por un tiempo, y lo hago, saboreando esos labios que me saben a calor y ansias; pero luego me encuentro desnudo, con los dos pies sobre el suelo. Tú ya eras una cabellera reposando un sueño reconfortante. Había pasado algo, de lo cual no recuerdo. Pudo haber sido delicioso, sí, como la memoria de una infancia grata entre la bruma de sentimientos y emociones imprecisos.

De otro brinco de tiempo inesperado, preparo un brebaje en la cocina, esperando que su aroma te despertara; por eso, viendo tu cuerpo expuesto al lujo de mis deseos, yo ya estoy tomando lo que pudo ser un café o té negro; o sangre, vitalidad para mantenerme despierto.

Qué deliciosa sensación. Nada allá afuera importa, y aun así, veo por la ventana.

Bruma, de nuevo.

Tal vez objetos sin forma, esperando a que mis ideas se aclaren.

Te llamaré Bruma. Eres una con todo; todo con una; la acumulación de placeres inciertos. Esa cara tuya sonríe, estoy seguro; en efecto, ¿estarás soñando de lo recién acontecido?, ¿o viajando en otros mundos? Me acerqué para intentar entrar a tu mente, quizás algún barco saliera de ahí y me llevara a viajar hacia donde vas.

Rosas, pétalos de rosas, ese líquido que no se toma, pero se frota. Frente a ti hay un jardín inmenso, y sus olores me marean; es mejor devolverme a la rutina, apostando minutos a la suerte para que, si bendito fuera, despiertes y de nuevo me invites a tus brazos. Pensamientos oblicuos, aferrado a lo que no es.

La bruma, violeta, tú, Bruma, ahora despierta.

No eres la misma,  así sin embargo, amo tus carnes y labios.

Otra vez estoy a tu lado, pero, lloras. Te quejas. ¿Qué hice? No lo recuerdo. La culpa está en mi garganta, lo siento; escupo rara saliva, que pasa  a ser vómitos de repositorios oscuros; parecen tormentas que hablan el mismo idioma mío, uno secreto, de esos que cada individuo guarda en la confidencia de su psique. 

Me disculpo y aun así me reclamas con un lenguaje extraño, opacado por la bruma que viaja en tu sintaxis; quiero entenderte, no obstante, me cansa, me cansa muchísimo.

Ya el apartamento parece viejo, casi desolado. No entiendo por qué dejé que todo esto pasara. Estoy seguro que lloro, un sentimiento húmedo pasa por mi cara. Y la puerta, con tu voz, me llama por ese nombre que sólo los que han tocado mi alma lo saben; impertinencia la mía, no quise escuchar más; el humo, entra desde el pasillo, oscuro y tenebroso. Tengo abrirla:

Tú ya estabas abierta, piernas colosales, encadenadas por quién sabe quién, ni cómo; dudoso, mi brazo se aproxima a tu entrepierna, donde una puerta hace ruido con su aldabonazos; desesperación en todo ese recorrido, con fragancia de mujer, rosas agridulces; y mi dedos índice y pulgar tocan el cerrojo.

 

Lloraba, ahora sí lloraba.

La bruma seguía afuera, estorbando la visión de los noctámbulos que todavía osaban pasar a oscuras por el destino de por sí ciego.

No estabas tú, ni ninguna de ustedes.

Vino a mi memoria el último nombre, Rosa.

Supe que ninguna de ustedes me llamaban, sino ustedes a mí. Era extraño… ya han sido varias noches dando vueltas a lo mismo, y de todos sigo entreabriendo cortinas brumosas, con la esperanza que algún día, en algún momento, aparezca tu cuerpo completo y me digas tu verdadero nombre:

Bruma, que bruma eres.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s