Inspiración: La pornografía Divina | Cuento (Erótico, Fantasía, Surreal, Masticadores Eros)

¡Esto es producto de un interesante ejercicio! ☺

MasticadoresEros

Photo by cottonbro on Pexels.com

Por: Diego Moreno Abril

Zafiros por piel; esmeraldas por bellos ojos, estábamos ambos, húmedos, en pastizales de jade, al aviso de un cielo lapislázuli, saboreando de los divinos placeres que algún día crearon universos enteros, mediante sueños carnales que por temor no hemos dejado de librar.

Así tuvimos milenios o centurias, olvidándonos de un ayer proscrito, de cuando creímos amarnos con nuestras infinitudes; pero en verdad todo fue falso sexo, que evita el recuerdo aquel donde nuestras existencias se traicionaron con la conjura e imaginación de escritores mortales; y ahora ellos mismos escriben sobre nosotros y de nuestro osado y eterno desamor entre dioses.

Ver la entrada original

Caverna peligrosa | Cuento (Erótico, Masticadores Eros)

Todavía estamos en pre-venta con Masticando el deseo; ¡hagan sus pedidos! 😀

MasticadoresEros

Tomada de Pinterest.

Por: Diego A. Moreno Abril

Esta vez fue diferente, porque me lo pediste.
Y lo recuerdo muy bien.

Estabas esperando, abierta, sujetando las piernas hacia tu abdomen, invitándome con los ojos, con aquellos labios de luna, entreabiertos.

Ojos, ojos negros.
Yo sujetaba mi pene, frotándolo, esparciendo aquel líquido aceitoso, con sonidos de espasmos aéreos. Oh, me convocabas. Oh, mi erección invocabas. Dolía de lo cachondo que me tenías. Lo prohibido, lo profano; eso que era pecado para versos y salmos de ciertas escrituras sagradas. Sí, fue justo y necesario hacerlo.

Y lo hice.
Entré por el otro lado, más compacto, rugoso, indómito para las almas poco creativas…; pero el placer de lo proscrito, su bendito pecado… Poco a poco, asediando a la caverna peligrosa, gemías de dolor y placer, empecinados en un masoquismo excelso, riquísimo, aunque extraño para las sensaciones eróticas, sin embargo, más agudo, riesgoso…

Ver la entrada original 88 palabras más

Demasiado real – O la vida es mejor acá | Cuento, Masticadores (Ciencia Ficción, Erótico, Fantasía, Masticadores Eros)

Erotismo un poquito más allá de lo real 😱🙀

MasticadoresEros

Fotografía tomada de Pinterest.

Por: Diego A. Moreno Abril

[De sus suaves curvas, otrora toscas, mi lengua recorre esos bordes infinitos que necesito para despertar cada mañana, sabiendo que pronto todo acabará; acabará pronto…]

Pastaba en el atrio de Susana cuando ella llegó, desnuda, esbelta, con orejas puntiagudas. Ojos grandes con el fondo de un mar de jade.

La erección progresó hasta cuando mis cuernos desmogaron a un cabello oscuro, corto; la cabeza, viéndola algo pequeña, moderé su grandeza hasta que esta la vi perfecta. Un sátiro listo para echarse un rico polvo. Le sonreí, pícaro, porque sabía de sus presunciones, no por nada tragué de su suelo, saboreando su aroma de mujer importado a un material dicotómico.

Susana, ahí, se fijó en mi pene y se abochornó por mi exageración. Su dedo índice me convino a cambiar de apariencia.

Y lo hice de varias maneras, así de sátiro, espartano…

Ver la entrada original 1,420 palabras más

Zona de confort | Cuento, Masticadores (Acción y Aventuras, Drama, Erótico, Noir, Thriller, Masticadores Eros)

Un relato erótico… ¡y de acción!

MasticadoresEros

Salgo del escondrijo con olor a sexo. Muchos días, muchos polvos. Ni el alcohol ni los cigarrillos atenuaron el aroma de semen y vagina. Este es el primer día que me aventuro al mundo que está afuera, esperando una señal para no volver a la caverna del sexo; pero veo suciedad, jeringas y un hombre posiblemente muerto en el pasillo. Tenía dos noches más rentadas, y quizás otra, si me quedaba en el cuarto y no pagaba la cuenta y me iba.

Oh, Roxana todavía está ahí dentro, dormida, o semi-despierta, pensando en el hombre que no folló ayer por la noche. Ana ya se había ido, tal vez a trabajar lo último que quedaba de su jornada.Pienso. Pienso. Tal vez exista después. Y…

Me divorcié para disfrutar todo lo que no se me permitió saborear, ¿no? Por eso vuelvo, abro la puerta: la fragancia vaginal, el semen desperdigado…

Ver la entrada original 661 palabras más

Despierta | Cuento, Masticadores (Erótico, Terror, Masticadores Eros)

MasticadoresEros

Photo by Pedro Figueras on Pexels.com

Yo no sabía que tenía que doler. Era mucha sangre y él lamía su mano. Mis jugos y mi sangre parecían extasiarle. Yo no quise alterarlo, contarle que ya no quería seguir, pero sus ojos convincentes me dejaron pasmada, hecha una tabla en la cama. Entonces siguió, siguió asediando mi Troya, ahora en llamas, llena de víctimas; sangre.

Aguanté gritos, injurias, de todo, era una posesa de aquella violencia que lo embriagaba crecientemente. Creí que su ariete no paraba de ensancharse. Pero era yo, mis músculos ajados; pero era yo, mi mente aterrada. Y no quise hacerlo: pero grité; aullé como madre en parto, concibiendo fantasmas de martirios y un dios del infierno que les daba la bienvenida a su tenebrosa morada. La oscuridad, la luna, todo se revolvió en un remolino; el mareo, las náuseas, las ganas de morir…

De pronto, todo quedó…

Ver la entrada original 107 palabras más