De la corrupción y otros demonios

Y entonces el joven Dante, frustrado ante la pasividad del purgatorio, decidió huir, sin saber que, en su búsqueda del paraíso tendría que atravesar …De la corrupción y otros demonios

El hacer de los poetas

MasticadoresEros

Photo by Sheep . on Pexels.com

Los poemas y relatos que escribo tienen vida propia y buscan su camino, habiendo encontrado en MasticadoresEros, una plataforma para cambiar la percepción de muchos lectores acerca del erotismo; con el convencimiento absoluto de que cada vez somos más las mujeres que ahondamos con insistencia en la memoria de nuestras emociones, para no perdernos nada de lo que escribimos; pero no somos las únicas.

Aquí propiamente no escribo desde el hacer poético, pero hago parte de este maravilloso equipo de escritores nóveles, potenciando el instinto, tejiendo una enorme red en la que atrapamos la sensibilidad de lo carnal. Transformando la palabra en pequeños cuerpos celestes que invaden con acierto el deseo de muchos de los que nos acompañan a diario.

Hace un par de años cuando empecé a escribir poesía erótica, no tenía claro hacia dónde quería dirigirme. Sentía la necesidad de…

Ver la entrada original 469 palabras más

Mi obra

Me he sentido insuficiente por muchos años, me he visto al espejo y he odiado su reflejo como se odian las migajas de un pan sobre la mesa limpia. He…Mi obra

¿Qué será del mañana?

MasticadoresEros

Photo by Oliver Sju00f6stru00f6m on Pexels.com

Masticadores Eros acaba de cumplir cuatro meses de su re-apertura a mi cargo; bajo la supervisión, desde luego, del maravilloso Juan Re Crivello y con la ayuda de mi amado ‘Umami’. He dicho maravilloso, porque Juan, lo es; un hombre con su visión, no puede ser otra cosa. Tengo la convicción de que debo decirle a las personas lo que representan para mi, y eso hago a diario, darles las gracias por abrazarme con su presencia.El que me conoce sabe que soy amiga de mis amigos y enemiga de mis enemigos, por decirlo de alguna manera. Mi corazón no sabe odiar, pero ha aprendido a distanciarse de lo que duele, aunque duela separarse de ello.

Asumí la responsabilidad de editar este blog habiendo aprendido con creces que la peor diligencia es la que no se hace; fue entonces cuando fui consciente de la…

Ver la entrada original 956 palabras más