Ruidos psíquicos | Poema

Dos miembros dentro de una mente frágil discuten decisión dicotómica, y ordinaria; mientras el contenedor, confundido entre dos mundos, persiste en la interrupción; las canas ahí están, las arrugas escocen la piel, los ojos miran nieblas más espesas, y el corazón palpita sin promesas.

La estrella en la cajuela III (segunda edición) por Diego A. Moreno | Cuento (Noir, Thriller, Masticadores México)

MasticadoresMéxico

IMG_1857Imagen tomada de Pinterest

VIII

Mel Gibson dirigió el recorrido desde el asiento del copiloto y llegaron a un lugar que parecía estar deshabitado; un lote de antiguas bodegas les dio la lúgubre bienvenida, pero parecía que Mauricio podía ver a dos hombres que les hacían frenéticas señas para que se acercaran.

[—Estaciónate aquí —dijo Gibson.]

[—¿Sí conoces el lugar?]

[—¡Claro que sí! Aunque, bueno, hace tiempo que no venía, pero el dueño de estas viejas bodegas es fanático de la saga de Mad Max… Le gusta eso de las cosas post-apocalípticas con mucha acción.]

“¿No que no tenías amigos a la mano?”, exaltado se preguntó Mauricio. Sin embargo, pensó que Mel Gibson era humano y a veces su mente le fallaba. Tal vez no quiso mencionar esta opción y por alguna razón se la guardó dentro de la manga de su psique.

Podían ver motocicletas, escuchar música heavy

Ver la entrada original 1,696 palabras más

La estrella en la cajuela II (segunda edición) por Diego A. Moreno | Cuento (Noir, Thriller, Masticadores México)

MasticadoresMéxico

IMG_1823Imagen tomada de Pinterest

IV

La siguiente escena, aunque no dramática, es petulantemente extraordinaria: no es común abrir una cajuela y encontrarte a una estrella de Hollywood viéndote con ojos encolerizados mientras una cinta cubre su boca y, esa celebridad, aparte de su claustro, se encuentra amarrada con sogas bien apretadas que sujetan todas sus extremidades.

El olor al alcohol asedió las fosas nasales de Mauricio. También había otro detalle, algo que olía familiarmente muy mal.

El hombre aprisionado entre sogas y cintas adhesivas empezó a convulsionar contra la cajuela del automóvil; de igual manera quiso dar infructuosos brincos que lo lastimaban aún más; se escuchaban unos feroces«HUM… HUM» entretanto trataba de desamarrarse con jirones de sus barrotes de nailon. Incluso, creyó ver que algo de espuma salía por alrededor de su boca.

“Mel Gibson”; después enlistó en su mente: “Arma mortal, Mad Max, Apocalypto

Ver la entrada original 2,394 palabras más

MASTICANDO EL DESEO – EN PREVENTA

¡Ya está en preventa!!

Aquí les presento nuestro libro, nuestro hijo, un ser erotizado que habla muchos idiomas del amor. El que desee comprarlo, aquí está el enlace hasta abajito de esta publicación; ¡se los recomiendo a montones!

MasticadoresEros

Diseño de postal: soyvirginianavarro

Editado por Diversidad Literaria (Madrid), con una portada creación de nuestra colaboradora Paula Muñóz Martín y el prólogo escrito por Gloria Fortún (Todas mis palabras son azores salvajes – Dos Bigotes 2021), esta antología de relatos, epístolas y poemas eróticos, es la materialización de un sueño cuya cimiente es un proceso de construcción colectiva en torno al proyecto Masticadores de Letras.

Nuestro blog MasticadoresEros, ha convocado durante su primer año a más de veinticuatro escritores emergentes de los cuales, diesciciete han trabajado codo con codo en este recopilatorio de historias eróticas desde la diversidad. Aquí no concebimos lo erótico sin libertades. Aprendemos haciendo, visibilizando el trabajo de quienes empiezan a tejer su camino en la escritura.

Diseño de postal: soyvirginianavarro

México, Colombia, Uruguay, Ecuador, Venezuela, República Dominicana, Argentina, Filipinas, Camerún, Serbia y España, se unen en un todo resumido en 248 páginas cargadas de…

Ver la entrada original 53 palabras más

La estrella en la cajuela I (segunda edición) por Diego A. Moreno | Cuento, Masticadores (Cuento largo, Thriller, Masticadores México)

¡Y de nuevo tenemos de vuelta a La estrella en la cajuela! 😀

MasticadoresMéxico

IMG_1783Dibujo tomado de Pinterest

 

 

FADE IN:

I

 

En una noche de estrellas estrelladas, Mauricio recargaba sus posaderas en un viejo Cadillac.

Desde aquel nocturno panorama, él y su automóvil parecen dos pequeños puntos debajo de la pintura de un cielo púrpura e inmenso. Se podría decir que el amanecer estaba avisando su llegada, pero la verdad es que este narrador no se comprende bien con la astronomía, así que, digamos, solamente estaba muy entrada la noche.

A Mauricio le encantaba contemplar la nada porque en verdad nada veía, parecía que contemplaba aquel cielo tan sublime con aquella mirada de bizarro jinete solitario. Él, inconvenientemente, tenía puestas las gafas de sol porque pensaba que le proporcionaban algún tipo de defensa o, incluso, estatus social.

Esperó minutos y fue a orinar a un feliz cactus, luego volvió al Cadillac y se recostó sobre el cofre. Duró, tal vez, una…

Ver la entrada original 1,280 palabras más

MasticadoresEros y su equipo cumplen un año! | Masticadores (Masticadores Eros)

😊😊😊

Masticadores

Algo podemos agregar desde aqui (entre nosotros le llamamos”Masticadores madre superiora” a masticadores.com donde leen este texto) ¡Feliz Día! MasticadoresEros y sus 27 integrantes!

Por: Quinny Martínez Hernández – Editora MEROS.

Tengo el corazón henchido, la bendición del deber cumplido me abraza y me pide entre susurros no parar, no dejar mis motivaciones, continuar y sobreponerme ante cualquier cosa. ¡PORQUE CON USTEDES LA VIDA ES MÁS BONITA!

masticandoeldeseo

Hace exactamente un año empezó la andadura de este blog. Con la venia de su creador Juan Ré Crivello tomé las riendas de mi misma para despué asumir el reto de MEROS. Puse sobre papel en blanco con mi letra ilegible lo que quería lograr, una sola cosa: “Dios mío, tu conoces mi corazón, haz tú la obra” esa fue la frase que escribí en una libreta aquel día de marzo después de conversar con “el jefe”, como cariñosamente le…

Ver la entrada original 336 palabras más

Demasiado real – O la vida es mejor acá | Cuento, Masticadores (Ciencia Ficción, Erótico, Fantasía, Masticadores Eros)

Erotismo un poquito más allá de lo real 😱🙀

MasticadoresEros

Fotografía tomada de Pinterest.

Por: Diego A. Moreno Abril

[De sus suaves curvas, otrora toscas, mi lengua recorre esos bordes infinitos que necesito para despertar cada mañana, sabiendo que pronto todo acabará; acabará pronto…]

Pastaba en el atrio de Susana cuando ella llegó, desnuda, esbelta, con orejas puntiagudas. Ojos grandes con el fondo de un mar de jade.

La erección progresó hasta cuando mis cuernos desmogaron a un cabello oscuro, corto; la cabeza, viéndola algo pequeña, moderé su grandeza hasta que esta la vi perfecta. Un sátiro listo para echarse un rico polvo. Le sonreí, pícaro, porque sabía de sus presunciones, no por nada tragué de su suelo, saboreando su aroma de mujer importado a un material dicotómico.

Susana, ahí, se fijó en mi pene y se abochornó por mi exageración. Su dedo índice me convino a cambiar de apariencia.

Y lo hice de varias maneras, así de sátiro, espartano…

Ver la entrada original 1,420 palabras más

¡Felíz aniversario familia! | Masticadores (Masticadores Eros)

¡Feliz, feliz cumpleaños a mi familia eróticaaa! 😊❤😊❤

MasticadoresEros

Por: Quinny Martínez Hernández – Editora MEROS.

Tengo el corazón henchido, la bendición del deber cumplido me abraza y me pide entre susurros no parar, no dejar mis motivaciones, continuar y sobreponerme ante cualquier cosa. ¡PORQUE CON USTEDES LA VIDA ES MÁS BONITA!

Hace exactamente un año empezó la andadura de este blog. Con la venia de su creador Juan Ré Crivello tomé las riendas de mi misma para despué asumir el reto de MEROS. Puse sobre papel en blanco con mi letra ilegible lo que quería lograr, una sola cosa: “Dios mío, tu conoces mi corazón, haz tú la obra” esa fue la frase que escribí en una libreta aquel día de marzo después de conversar con “el jefe”, como cariñosamente le apodé, y, con Jorge aldegunde, editor saliente de Gobblers Masticadores. Pasa el tiempo y cada vez se me da mejor, estoy apendiendo de todos…

Ver la entrada original 312 palabras más