La Torre Oscura: “El pistolero” postapocalíptico | Reseña Literaria

A ver a ver, vamos a poner las cosas como son: ¿Quieres ver vaqueros y manos que se mueven a la velocidad de la luz? Hecho ¿Quieres fantasía? Hecho ¿Ciencia ficción? ¿EN SERIO? ¿Postapocalípsis? ¡Uf! ¿Quieres terror? ¡Requete hecho! ¿Quieres psicodelia? ¡PERO MUY HECHO! Todo Stephen King en un libro y en el resto de …

“Homeland” (no es la serie) de R. A. Salvatore | Reseña Literaria

Un buen comienzo para adentrarse al mundo de Dungeons and Dragons y una de las sagas más legendarias de ese universo: La saga del elfo oscuro, Drizzt Do'Urden.     Tal vez libros pasados se desfazan con la línea histórica que se ha seguido de Drizzt, pero, se ha adecuado bastante bien por la habilidad …

El mito del eterno retorno (Repost) | Cuento (Ciencia Ficción)

(Colaboración mía en el colectivo de Ars Nebulae)

Ars Nebulæ

Lenny escuchaba el sensual sax de aquel hombre corpulento, con brazo robotizado, llamado Raoul; la manera en que presionaba las teclas; la presión de su boca sobre la pipa, su cara morena que se tornaba marrón; todo describía su vida en un estridente show nocturno.

Las luces de neón, como invasoras, acaparaban los colores del ambiente, mientras lo demás se oscurecía en su cara. La cara del ex drogadicto, Lenny Hogan, se desprendió de su cuerpo para trasladarse a otro tiempo, a otro espacio.

Ningún asistente daba cuenta de lo sucedido, ya que, todos se encontraban en la misma situación: eran protagonistas de alguna novela negra, algún drama o thriller, así que cada quien vivía su propio mundo, su propia historia.

 Era seguro que la Muerte deambulaba por aquellos lugares, apuntando en su libreta fúnebre los nombres y destinos fatales de cada uno de los presentes.

La Muerte dejó una…

Ver la entrada original 133 palabras más

¿Los fantasmas sueñan con ovejas muertas? (Repost) | Cuentos (Fantasía)

(Colaboración mía en el colectivo de Ars Nebulae)

Ars Nebulæ

Pirlto este día se encuentra triste por esta razón:

Ayer, mientras soñaba en aquella fría noche, vio dentro de sus sueños a un hombre cuya barba rojiza llegaba hasta el suelo montando un corcel blanco; de pronto, este hombre frenó, y vio hacia los ojos oníricos de Pirlto, con ojos entrecerrados, como si se percatara de alguien lo estuviera espiando.

La visión dentro del sueño tembló, Pirlto sintió que algo le acongojaba entre sus miembros, y, aquel hombre,  bajó de su equino, sacó una daga enorme y curveada, apuntando hacia Pirlto:

-¡Oh, espíritu maligno que me acosáis cuando en buena misión voy! ¡Alejaos de mi campaña, que el Señor nos acompaña de toda demoníaca cizaña!

Algo carmesí brilla alrededor de la imagen; algo se nubla, algo se distorsiona; Pirlto despierta.

Sus ojos lagrimeaban.

Ahora Pirlto se enjuga, quiere ver el sol, pero, el cielo está nublado.

Quiere salir para sentir…

Ver la entrada original 87 palabras más