Dientes de leche cósmicos | Poema

Cosmos en forma de rorro, planetas rodeando su rechoncha forma, los seres que sobreviven ante caos pueril deciden alabarle como dios infinito, cuando ni a sí mismo se reconoce como individuo, y todavía mama de la leche que le da la galaxia.

Calle Pared | Poema

Billetes falsos llenos de promesas andando de bolsillo a bolsillo, ensanchando a algunos, reduciendo a otros, gozan de la impunidad del tiempo y no son carne, no tienen calcio, ni sueñan como el mamífero existencialista... Allá van, haciendo el camino al andar, erigiendo torres con el símbolo de su valor, robando de cada uno de …

Momentos peligrosos | Poema

Bisturí obsceno abres mi pecho dejando al porno de mi corazón expuesto al flecho; quise huir, pero ya besabas mi carne, de labios rojo sangre, y de asesina me dejé muir.

En aquel, en que el mar (segunda divinación) por Diego A. Moreno | Cuento, Masticadores, Poema (Fantasía, Masticadores México)

Segunda edición,
linda segunda edición.

MasticadoresMéxico Editor: Edgardo Villarreal

IMG_1056Imagen tomada de Pinterest

En aquel,
en que el mar
y la tierra
se asomaron,
se encontraron,
y
se enamoraron;
el inicio de los inicios comenzó:
el hombre divino de los cielos
platicará con uno de sus súbditos alados
mientras sus ojos de avellana
inmolarán miles de recuerdos presentes;
su súbdito sonreirá cándidamente
y él mirará al suelo
con furia y rabia,
y una pizca de nostalgia,
hasta que unas diminutas campanas
entrelazadas con un velo blanco
tintineen…;

[…].

Y el cielo sube, y el cielo baja…;

[…].

Los ojos de Rodrigo,
apuntando hacia la novia,
buscan la mirada de la futura esposa
que, pomposa,
porta un par de pequeñas campanas…,

[…].

Pero el rojo amanecer se la llevó,
todas las idas e huidas quedaron estáticas,
tiempo y espacio se separaron,
aunque detenidos por una mano divina;
Rodrigo ve el vacío de la vida,
con sus ojos llora la triste…

Ver la entrada original 119 palabras más

Shark (De)Mentality | Poema

Banalidad, banalidad, aquello de levantarse pensando en millonarias riquezas, cuando pobre asegurado, una pequeña de poderosos cofradía de santas ocurrencias carcajean.

Croar | Poema

Susurros de probidad a sus lamentos... Angustias alegres al camino tenso. ¡Palacios ansiosos querendosos lubricados, en pastas de grasa saturada sobre castrosos quemazones de pasiones apagadas! Oraciones calladas de cantos rugosos por carpinteros ateos, llorando aserrín por vivir y no saber cómo existir..;