Silentes | Poema

Ese canto silentede miradas concupiscentes,viéndose el uno al otrodeseos fortuitoscon copas de vino a la mano,amigos que malos chistes cuentan,mientras gestión lasciva queda en mute;diez días,diez años,las mismas miradas,ahora de otros acompañadas,se supieron amadas,pero ahora son tristehistoria acabada.

A priori | Poema

Este es el combate entre dos cuerpos que algún día serán separados por la neutralidad de sus emociones [...].

Houston, fueron falsas señales | Poema

Que no se te vuelen los estribos, que mi sonrisa no adoquina romances, sino fatuas amistades y otras ordinarias sandeces; que de bien para mal, acá estoy para respetarte, pero, aunque una estrella muera en el firmamento, no desearé adorarte.

Ruidos psíquicos | Poema

Dos miembros dentro de una mente frágil discuten decisión dicotómica, y ordinaria; mientras el contenedor, confundido entre dos mundos, persiste en la interrupción; las canas ahí están, las arrugas escocen la piel, los ojos miran nieblas más espesas, y el corazón palpita sin promesas.

Dientes de leche cósmicos | Poema

Cosmos en forma de rorro, planetas rodeando su rechoncha forma, los seres que sobreviven ante caos pueril deciden alabarle como dios infinito, cuando ni a sí mismo se reconoce como individuo, y todavía mama de la leche que le da la galaxia.

Simposio | Poema

Voces derruidas con cantos de necedad acumulada, apoyando hombros en mesas de piedra caliza, pudriéndose en diatribas que dioses no escuchan. Lamentos de aquí en formas geométricas ahogadas por conceptos rebuscados; tierra, agua, rayos y mierda, fatigosos de tanto sofisma trasnochado. Ojos que ven, pero no escuchan, perdidos desde el primer párrafo de tinta imperceptible, …

Calle Pared | Poema

Billetes falsos llenos de promesas andando de bolsillo a bolsillo, ensanchando a algunos, reduciendo a otros, gozan de la impunidad del tiempo y no son carne, no tienen calcio, ni sueñan como el mamífero existencialista... Allá van, haciendo el camino al andar, erigiendo torres con el símbolo de su valor, robando de cada uno de …

Uno | Poema

Pecas, pecas por todo el campo celeste, expandiéndose como niños al jugar, controlando cada punto de creación sin consentimiento de un adulto. Brillos incandescentes. Nuevos seres, nuevas civilizaciones, se piensan únicos temblando del frío astronómico en su ostracismo pesimista, cuando entes de otras intensidades, al juego rompen y construyen sobre el Cosmos, magnificando el existencialismo …