La última dona de Rubén (Repost) | Cuento (Absurdo, Ciencia Ficción)

(Colaboración mía en el colectivo de Ars Nebulae)

Ars Nebulæ

Arriba de un cerro, en un bello atardecer, Rubén Miramontes come una dona mientras ve un pintoresco cielo azul y carmesí. Las notas que apuntaba en su memoria que si va a ir a Europa el próximo año, que si se operaría el pene, que si se cambiaría el color de los ojos…

Hasta que un rayo de luz fuera de este mundo lo deja ciego por unos segundos. Algo cae. El suelo tiembla. Recobra poco a poco su vista. La tierra se está agrietando.

-Chingada madre, ¿de dónde vino esa puta luz…?

Se pregunta Rubén cuando.

Una aeronave ha aparecido en aquel cuerpo celeste que carece de color. Una aeronave monstruosa.

La dona de Rubén cae.

Rubén corre. Corre y corre.

“¿Es un sueño? ¿Esto es un puto sueño?”, Rubén se pregunta, “¡A la madre! Otra de esas pinches naves!”; su respuesta no tarda en llegar cuando tropieza, cae…

Ver la entrada original 261 palabras más

Tres cuentos cortos IV (Repost) | Cuentos

(Colaboración mía en el colectivo de Ars Nebulae)

Ars Nebulæ

Necromantia

La Necromancia es un arte poco casual y, por lo pronto, escasamente cotidiano.

Pero, la Necromancia, también, puede ser una belle arte, la cual consiste en elevarse al plano ficcional, adentrarse al relato, otra manera de ver la realidad, a personajes históricos que los gusanos comieron sus vísceras centurias antes; esto, claro está, lo vemos principalmente en las novelas históricas.

Por qué, ¿por qué el humano busca algún procedimiento tan ocultista para revivir almas ya hechas polvo? Están muertas y en sus ojos siguen vivas. ¿Para qué? Pf, qué patético. Lo hecho, hecho está. ¿Revivir el pasado? Está pasado de la raya de la cordura.

La Necromancia pervive hoy en día en, como ya se ha dicho,  las novelas históricas, y algunas obras de teatro, pero no más en la pintura, la escultura, danza… No, esas ya olvidaron, afortunadamente, el pasado, ahora solamente utilizan elementos abstractos que la…

Ver la entrada original 401 palabras más