Poemas cortos dispersos (Repost) | Poemas

(Colaboración mía en el colectivo de Ars Nebulae)

Ars Nebulæ

Barras de neón

Me he hecho una barrera
ficcional,
con porros, barras de neón
y cervezas,
pero me ha sido nada funcional.

Aquellas lámparas

Aquellas lámparas
que iluminaban
ahora oscurecían
mis pensamientos;
y te vi desnuda.

Así no

Tomaba alcohol de aquel bote de aluminio
y me fijé en el orificio por el que se dispensaba
la cerveza:

Vi que mis penas nadaban en el mar amatista
y descubrí que de ahí no las ahogaría.

Boca bruja

Las siglas que tu boca señalaron me hicieron reír
y llorar cuando nadie me ve.

Cada personaje

 Me doy cuenta que,
de la página veinte
a la trescientos veinte,
cada vicio
de cada personaje
eres tú.

Camarón que se duerme…

Encontré en mi auto
un desodorante olor a pino;
me teletransporté a un bosque,
miré a mi alrededor, sombrío,
fresco y silencioso, tomé
la espada que se encontraba

Ver la entrada original 16 palabras más

Otros tres poemas (Repost) | Poemas

(Colaboración mía en el colectivo de Ars Nebulae)

Ars Nebulæ

Las telas de tu recuerdo

Desperté envuelto dentro de una
Sábana rota y congelada,
soñando que no soñaba;
traté de levantarme,
de desenmordazarme,
pero,
me di cuenta,
lo analicé,
y pensé sin soñar que soñaba,
y que la sábana era dulce y frío dormir de mi pasado…
Y de tu recuerdo ajado.

Completa concentración al manejar

No sé si hace calor
o el aire acondicionado está averiado,
o los recuerdos de tus curvas solamente,
a lo largo de la carretera,
me han extasiado.

Porno secular

Dios me ha castigado
por no ensoñar cogiéndote toda la noche,
viniéndome en ti,
en tu cara,
mientras sonríes…
Y todo esto me trago,
hereje,
profano,
apócrifo,
jugando a las canicas
con mis testículos mientras pierdo,
y, sin ánimos de profesionalidad,
bateando pechos invisibles
con mi blando pene.

Por Albert Brown

©Todos los derechos reservados

Ver la entrada original