¿Los fantasmas sueñan con ovejas muertas? (Repost) | Cuentos (Fantasía)

(Colaboración mía en el colectivo de Ars Nebulae)

Ars Nebulæ

Pirlto este día se encuentra triste por esta razón:

Ayer, mientras soñaba en aquella fría noche, vio dentro de sus sueños a un hombre cuya barba rojiza llegaba hasta el suelo montando un corcel blanco; de pronto, este hombre frenó, y vio hacia los ojos oníricos de Pirlto, con ojos entrecerrados, como si se percatara de alguien lo estuviera espiando.

La visión dentro del sueño tembló, Pirlto sintió que algo le acongojaba entre sus miembros, y, aquel hombre,  bajó de su equino, sacó una daga enorme y curveada, apuntando hacia Pirlto:

-¡Oh, espíritu maligno que me acosáis cuando en buena misión voy! ¡Alejaos de mi campaña, que el Señor nos acompaña de toda demoníaca cizaña!

Algo carmesí brilla alrededor de la imagen; algo se nubla, algo se distorsiona; Pirlto despierta.

Sus ojos lagrimeaban.

Ahora Pirlto se enjuga, quiere ver el sol, pero, el cielo está nublado.

Quiere salir para sentir…

Ver la entrada original 87 palabras más

Otros tres cuentos cortos (Repost) | Cuentos

(Colaboración mía en el colectivo de Ars Nebulae)

Ars Nebulæ

Boys do cry

Toma un trago de su bacanora.

No, dos.

Mira al cielo.

Ve un cometa caer.

Se quita la ropa, tira el sombrero vaquero, y rueda con su nuevo vestido azul.

Sale corriendo y grita “¡Auxilio!” por las calles a punto de explotar.

Cultisismo

La película serbia llega a su conclusión.

-Qué pésima. Perdí ciento treinta y seis minutos de mi vida.

Veinte años después se vuelve de culto.

Cyborg escritor justiciero

Chupe chupe y chupe.

Después terminó el día y escribió su opera prima.

A los dos años se casa con una extranjera.

A los cinco gana el nobel.

Y a los diez muere por accidente aéreo, pero dicen que lo planeó el gobierno de su país.

Lo reviven como un cyborg y jura venganza.

Vuela hacia el Palacio Presidencial y en cuanto aterriza: se le acaba la batería.

Por Albert Brown

©Todos los derechos…

Ver la entrada original 1 palabra más